Temblor: los lobos de Mercy Falls

Esta época del año es la perfecta para romanticismo e historias de amor. Por este motivo es que esta saga, escrita por Maggie Stiefvater, no podía faltar en esta apasionada clasificación.

La historia nos cuenta que Grace es atacada por una manda de lobos siendo esta aun pequeña. A pesar de esto, hubo un lobo que la salvo. Este se destacaba entre los demás por sus extraños ojos color amarillo.

Desde ese día, Grace busca a su lobo cada invierno para que le haga compañía.

Mientras tanto en verano, Sam, un extraño joven de ojos amarillos, trabaja en una librería y evita todo contacto con cierta chica que él conoce.

Una noche, un joven de ojos amarillos aparece en la puerta de la casa de Grace herido de bala, y ella le reconoce enseguida. Era su lobo.

¿Cómo era esto posible?

En el transcurso de los libros se nos explica que Sam fue mordido cuando niño por lobos. Esto le provocó que cada invierno se transformara en lobo ya que el frió era el detonante dentro de estos hombres-lobos para convertirse.

Cuando los padres de Sam se dieron cuenta de lo que le sucedía a su hijo, decidieron, dominados por el miedo y la religión, acabar con su vida por lo que fueron sentenciados a prisión y el niño quedo bajo la tutela de Beck, gran abogado y líder de una manada de lobos.

Luego de conocerse y entablar una relación, comienzan a vivir momentos difíciles, con desapariciones de personas y ataques de lobos. Es aquí donde Grace con Sam deben tomar una decisión: Seguir con este estilo de vida o buscar alguna solución a este mágico problema que tiene Sam.

Grace cuenta con el apoyo de Olivia y Rachel, sus mejores amigas, así como también de Isabel, un personaje que comienza antagónico pero con el paso de la historia dará un giro impactante a través de la trama.

Así nace la historia entre Grace y Sam, la que seguirá en el segundo libro Rastro, donde deberán superar distintos obstáculos para que su amor pueda prevalecer en el tiempo.