Magnicidio, castigo y omisión

La acusación del ministro Alejandro Madrid contra los responsables de la muerte del presidente Eduardo Frei Montalva, que se conoció hace algunos días, pasó casi inadvertida para varios medios de comunicación.

¿Acaso era una noticia de poca monta que no merecía una portada o un titular, para un desarrollo documentado para un acontecimiento ocurrido hace 35 años en plena dictadura cívico-militar?

Por primera vez en la historia del país un gobernante que dirigió los destinos del país entre 1964 y 1970, era asesinado por orden del dictador, para acallar su voz e intimidar a quienes buscaban el retorno a la democracia para Chile.

¿Las nuevas generaciones no tienen derecho a conocer la génesis de un crimen planificado, ejecutado y ocultado por tantos años por sus autores?

Lo ocurrido revela que el derecho a la comunicación en Chile, debería analizarse en profundidad, ya que persiste una deuda contundente con la representación de la realidad. Vivimos en un país en que la construcción mediática se hace en función de intereses sectoriales que pretenden ignorar la memoria social y política.

El juez después de una acuciosa investigación llegó a la conclusión que en el caso del presidente Eduardo Frei Montalva, se cometió un magnicidio.

El concepto es definido como el asesinato de una figura política, por razones ideológicas. Frei Montalva, era considerado por la dictadura, como una amenaza a la estabilidad del régimen. Por su pensamiento.

Qué paradoja: Un líder civil, enfrentado al poder de las FFAA y carabineros, constituía un peligro. Había que “aniquilarlo”. Y lo hicieron con la participación directa de civiles, que no dudaron ni un solo minuto para perpetrar la fechoría.

“Se ha confirmado lo que siempre pensamos, que al principio eran dudas muy razonables, pero que hoy día son una certeza: mi padre, el ex Presidente Eduardo Frei Montalva, fue asesinado”, sostuvo Carmen Frei Ruiz-Tagle, hija del ex gobernante demócrata cristiano, al conocer la determinación del juez Madrid.

Han pasado 17 años desde las primeras investigaciones y ahora se llega a un punto de extraordinaria relevancia.

En ese contexto se anuncia presentación de un libro escrito por la exsenadora: MAGNICIDIO: La historia del crimen de mi padre. Bajo el sello Aguilar desfilan por 190 páginas de la obra, aspectos desconocidos de un largo y azaroso camino para descubrir la verdad y hacer justicia.

El GAM será el escenario para la presentación de MAGNICIDIO el jueves 7 de septiembre de una investigación en que Carmen Frei contó con el apoyo decidido del fallecido exdiputado Eugenio Ortega.

Parafraseando al libro de los libros: ¡Solo la verdad nos hará libres!

Sergio Campos Ulloa.