Hacer periodismo durante el Golpe de Estado

“La memoria es frágil y lo que se olvida tiende a repetirse”, señala Leonardo Cáceres, periodista, editor y escritor del libro “Mi 11 de Septiembre”, obra donde 24 comunicadores relatan sus experiencias durante el día del golpe cívico militar de 1973.

Casi 44 años después, los protagonistas de las historias se dieron cita en el Aula Magna de la Universidad Central para lanzar su obra y aportar a la preservación de la memoria del país y en especial, a los futuros profesionales de las comunicaciones.

“Lo que ha ocurrido en este periodo de dictadura fue tan brutal, que queremos que nunca más vuelva a ocurrir una cosa así. Y esta es la razón del libro, un aporte a la memoria colectiva”, sentenció Cáceres.

Gladys Díaz, periodista de radio, televisión y emblemática miembro del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), recordó los peligros de hacer periodismo de oposición durante aquella época. “A partir del 11 de septiembre de 1973, pasé a la clandestinidad. Dirigía un periódico de la resistencia. Fui detenida en el año 1975 y torturada por tres meses en Villa Grimaldi. Luego, dos años detenida y después expulsada por el gobierno militar en un avión al exilio”.

Por su parte Antonio Márquez, historiador y periodista, recordó el proceso de creación del libro. “La verdad es que para mí no fue difícil. Tengo escritas mis memorias, 560 páginas sólo de dictadura. Para el libro, escribí mi parte en una tarde, del día 11 de septiembre, en que estaba seguro que yo iba a ser asesinado. Yo tenía 29 años. Han pasado 44 y algunos colegas han muerto, otros se quedaron en el exilio, pero todo este evento provoca una nostalgia única”.

Texto: Magdalena Rubio