Voto a Voto: Artés vs. Kast

En los extremos de la oferta presidenciable que marcó las elecciones del pasado domingo 19 de noviembre, se encontraban Eduardo Artés y José Antonio Kast, el primero representando a la izquierda clásica y el segundo, a la derecha más conservadora. Ese día, ambos sufragaron y sus experiencias fueron, al igual que sus ideas, completamente distintas.

El voto de Artés

Iniciamos con Eduardo Artés, fundador del pacto Unión Patriótica y profesor de profesión. Ejerció el cargo de secretario general en el Partido Comunista de Chile Acción Proletaria, trinchera desde la cual vivió la política adoptando un perfil muy reservado. Ya en 2017 y en tan solo 2 meses de campaña, la sociedad chilena lo comenzó a identificar como un hombre público, liderando las aspiraciones presidenciales de su actual partido Unión Patriótica.

A las nueve de la mañana del domingo 19 de noviembre, el candidato arribó hasta su local de votación, el colegio Reina de Suecia, ubicado en Maipú. Allí llegó acompañado de su pequeño círculo de hierro, periodistas y desplegando una pequeña bandera de Corea del Norte. Fue recibido con espontáneas muestra de cariño de los transeúntes.

“Este es un momento histórico para la izquierda ya esto sirve como un punta pie inicial para fortalecer los trabajos que ellos mismos y la sociedad de clase popular se han impuesto. Van a analizar la cantidad de votos que pueden llegar a hacer para así poder tener en cuenta, con datos concretos, el apoyo con el que de verdad cuentan”, declaró Artés.

Tras el sufragio, Eduardo Artés se mostró confiado en cómo se desarrollaría el resto del día para el movimiento de izquierda y expresó que, tras estas elecciones, comienza la refundación de Chile. “Desde ahora comienza el verdadero trabajo, junto con los movimientos que de verdad pretenden hacer el cambio dentro de la sociedad chilena, así poder levantar a la Unión Patriótica como una verdadera alternativa para la izquierda revolucionaria. El trabajo comenzará con los distintos movimientos sociales, los sindicatos y por sobre todo el movimiento estudiantil”.

El resto de la tarde, Eduardo Artés regresó al comando de Unión Patriótica, donde con muy poca gente a su alrededor, esperó con mucha tranquilidad los resultados que arrojaría la jornada.

El voto de Kast

Por otro lado tenemos a José Antonio Kast, abogado de 51 años, político, militante, diputado y secretario general de la UDI hasta el 31 de mayo de 2016, año en que se alejó del partido y comenzó su vida independiente.

Inició su carrera política como consejero y candidato a la presidencia de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica; continuó como concejal de la Municipalidad de Buin en 1996; en 2001 fue electo diputado por el distrito número 30; Fue Jefe de la Bancada de los Diputados UDI en los años 2007, 2008 y 2011; en 2012 ingresó a la mesa directiva de la UDI y en 2013 fue elegido  diputado por el distrito número 24. Como abogado en 1989, participó en la fundación del bufete de abogados Kast, Pinochet, De La Cuadra & Cía. Políticamente tiene ideas de derecha, es profamilia y su lema es “para volver a creer”.

A las nueve de la mañana, el candidato desayuno en la casa de su suegra junto a sus nueve hijos y su esposa María Pía Adriasola, rodeados de prensa que registró cada detalle de la puesta en escena doméstica.

Luego, pasadas las 11 de la mañana, junto a su familia, rodeado de prensa y simpatizantes de su candidatura, llegó al colegio La Salle, en la comuna de la Reina. Allí algunas personas lo insultaron y trataron de “nazi” y “asesino”. Kast les respondió: “quiero pedir que aquellas personas que hoy día puedan tener una opinión distinta, respeten este día. Este es un día de democracia, este es un día en que cada uno se puede manifestar en una urna, más allá del malestar que uno le pueda generar a algunos. Llamemos al respeto, llamemos a que las personas hoy se pronuncien con respeto, en silencio, respecto de cuáles son sus preferencias”.

El candidato ya había declarado que no estaba del todo de acuerdo con el voto en el extranjero y aprovechó la oportunidad con la prensa para dar sus razones. “Es distinto mirar a Chile desde fuera con una realidad tributaria, una realidad de seguridad ciudadana, una realidad de trabajo distinta de la que hay acá. Pónganse en el lugar de los chilenos que han tenido una vida dura durante estos cuatro años y ojalá que la izquierda ideológica quede fuera de la papeleta hoy día en la tarde”.

Kast continúo su día acompañando a su esposa a cumplir su deber cívico y terminó la tarde en su comando, con gran cantidad de adherentes, a la espera de los resultados.

Al finalizar la jornada, Kast sumó el 7.93% de las preferencias a nivel nacional, mientras que Artés quedó en penúltimo lugar con un 0,51% de los votos.

Autor: Vania Monares, Gonzalo Cepeda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *